Literatura y Música.

Poesía: Rodrigo García Marina

en /Poesía
[Illustración por Joanna Ławniczak]

PARECER

en mi insomnio soy dueño de una empresa de calmas

hasta el último minuto el error está en el sueño

la frágil des

composición de este adjetivo

que puntúa abisales ejemplos

 

val buceas

el mar es amarillo cual cielo, tal reflejo

tomarás al pez como pan

dispararás al aire

del estó.mago y esto y lo otro

magia es lo siguiente:

 

tal que yo no yo soy

en tu crista-lino reflejo mis ropas blancas

allí existo

entre moreras, polvos de azufre y bendecidas bofetadas

 

SER

te quiero sobre el rostro de los tés y los quiero

un cementerio de sal y no de agua, Paul

una casa a las afueras centro de todos los centros

existir a través de otro salvoconducto

(salvo que tú así lo quieras padre: va mures riscos ¡y!)

que no se denomine: otredad.

 

ESTAR

en mi sueño los hombres son maniquís escuchando un discurso

curso cuarto de salvar vidas dignificar vidas y escuchar al corazón

en mi discurso los maniquís son una manivela

en mi manivela el hueco es un punto muerto de la retina

y la retina es una tina-

ja de jadeos es

sonido y oscuridad y calor y violencia, cual incoloro

estado: líquido. en el hueco hay espacio suficiente para

una legaña, un dedal y un botón

el lino se arruga como tu ceño hijo

 

es-toy cual juguete

llorando no lo ves

te quiero en turco y en rumano

pese al peso

si me quieres llora más, llora mejor

 

es

pero (resulta doloroso todo este encaje)

que lo pases a limpio muy limpio papel-

y-no y lo

subas a Facebook, para saber que estás drogado

o que te encuentras muy bien

o que te encuentras.

 

Rodrigo García Marina (1996) Nació en Madrid, España. Estudió viola en el Conservatorio Profesional de las Palmas de Gran Canaria. Actualmente estudia Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha publicado el libro de poemas “la caricia de las amapolas” ganador del premio Saulo Torón 2015. En estos momentos gestiona la publicación de Aureus (Bandaàparte Editores), obra ganadora del I premio de poesía Irreconciliables 2017.
Comenta
Ir a El Cielo