Literatura y Música.

Poesía: Marlene Ayala

en /Poesía
[Illustración por Joanna Ławniczak]

POEMA SIN NOMBRE

A mamá le gustaba ver Discovery Home&Health a la hora de la cena
y gritaba extasiada cuando la cámara
enfocaba un alíen rojo e hinchado
saliendo de una mujer.
-¡Mirá, mirá el milagro de la vida!
Cerré los ojos y vi un monstruo arrancando mi vientre
a pedazos.
Me vi desangrada en un cuarto blanco,
infinito.
Mi sexo expulsaba un líquido verde
y había enfermeras que me gritaban
que pujara
que no sea maricona
y yo suplicaba, como la mujer de la tele,
que por favor,
como sea
me quitaran ese parásito.

 

POEMA SIN NOMBRE

Papá está en todos lados
Es el ojo que todo lo ve.
Todos aman a papá.
Papá, este pálido cuerpo
ya no duerme en la tibieza
que deja tu cuerpo al abandonar mi cama.
Papá todos los pájaros comen de tu mano.
Papá, mamá duerme con los ojos abiertos
mientras vos acariciás mis cabellos
que se mueven como peces fuera del agua.
Papá, apenas soy una fl orcita rosa ajada de tanto espanto.
Papá, tus manos son un espectro.
Papá, tus palabras son escarcha en mi vientre
que hace poco aprendió a sangrar.
Papá, ¿por qué buscas a dios en mi cama?
Papá, las puertas del abismo
están entre tus piernas.

 

POEMA SIN NOMBRE

I

La primera vez que instalé Messenger
agregué a mucha gente.
Sobre todo a unos tipos raros
de una página de poesía gothica.
Conocí un mexicano que se hacia llamar “Reaper”.
Me contó que hacía un año y medio
que estaba encerrado en su habitación
porque no quería que el sol alterara
la palidez de su piel.
Su objetivo era convertirse en el primer vampiro mexicano.

II

Unas chicas de Bs As me agregaron.
Eran 2 hermanas.
Recuerdo que a veces trasnochábamos
y la pantalla de la pc iluminaba el pasillo
por debajo de mi puerta.
Ellas me pasaban pornografía.
Un día mamá me hackeó la cuenta
(mentira, me castigó y me dijo
“hasta que no me des tu contraseña
seguirás castigada” y se la di)
y encontró las conversaciones.
Tuve que hacerme una cuenta
nueva pero ya no recordaba el email de las hermanas.

III

A veces me olvidaba abiertas
las cuentas de Myspace o Metroflog
y mamá cambiaba la descripción de mi perfil
poniendo “soy una chica decente
que le gusta pasar tiempo con papá y mamá”

 

Marlene Ayala (1991) Nació en Buenos Aires, Argentina. Reside actualmente en Provincia de San Luis. Es poeta, editora y diseñadora en Perniciosa Editorial. En 2017 formó parte de la primer residencia del festival de poesía internacional de rosario. Es autora del libro Family Game (Ed Perniciosa, 2016). Sus poemas fueron publicados en diversas revistas y blogs internacionales como La Tribu, Digopalabratxt, Poetas Siglo XXI, Casquivana Magazine, La Rabia del Axolotl, Dinamita Kid (fanzine), Revista Perniciosa, entre otros.
Comenta
Ir a El Cielo