Literatura y Música.

Poesía: Juan Ángel Asensio

en Poesía
[Ilustración por Thomas Hedger]

I

yo Soy Aquí /

            Vistos desde fuera de la Creación

                       los Seres Sensibles

                              se encienden y ríen amablemente –

                                       dulces Exterminadores de la Muerte //

yo Soy Aquí

        saliendo lastimosamente del Agua

                    Silencio Cadáver descubrimos la Noche occidental

                         y sus delicados interiores-

Descubrimos la noche-Noche del Mundo

      y sus espacios libres yyy sagrados –

               dulces Creadores de Luz //

                          Contenidos en la Biología //

      si quieres saber el tacto del árbol –

                no cuentes conmigo.

                                               Ve  Y Tócalo

 

II

 

Nunca aprendí a ser un hombre. Mi padre nunca me enseñó a afeitarme, ni a montar en bicicleta.

                    Mi infancia fue inventar las piedras verdes al fondo de la piscina.

El desierto era entonces el único misterio. Tras la mañana se levantaba luminosa la hemorragia hambrienta de ámbar /

                                    / luego llegaría el primer temblor – toda exitencia es extraña – y con él la retina blanca, el tubo abrasador,  las radiografías radiantes

                                                                     con una desnudez extranjera

vuelta puro remolino, y allí yo en el epicentro

                                                                             de la ciudad-ventana

las calles estaban llenas de televisores cuando era niño

                                                           en todos ellos: mi rostro

asimilando los gestos fulminantes de los metales blandos /

        y los transeuntes ensayando la función

      resbalando

                        puestos de nuevas drogas sintéticas

en la cumbre de la noche más hermosa   espesa como la muerte

y yo lloraba

                                          de repente mis ojos eran de todos

                          y los niños jugaban con ellos a los planetas

                  y yo me sentía un ángel profano

          con el pene erecto // dardo indescifrable en la profundidad de las esferas

      vestido con el sudor de los caballos.

 

Entonces la vida no alcanzó a superarme

                                    llené cada zanja con la arcilla del mundo

mis manos alumbraron un parto interminable de horror místico

                                                                     ajeno a todo lo ajeno

nunca aprendí a ser un hombre

                                                       ni a despellejar al cordero y escurrir

                                                                               su sangre sobre mi frente

                hasta solidificarme en un nuevo dios contemporáneo de tendones apagados

aquello siempre lo dejé para los demás

                                                                    los que detienen el tiempo tras sus costillas

lo suyo fue conspirar contra lo invisible / alcanzar la garganta viva de la costumbre

                 lo mío —> detenerme alucinado ante el misterio de la imagen presentida

 

III

 

¿Hay algo que la tierra os entregue

que no sea pleno?

 

Las poderosas ingravidas relucientes briznas de hierba de las mesetas,

la sombra imposible del cóndor impresa salvajemente a los

pies de las Grandes Montañas,

sagradas cacerías en lo mínimo,

sagrada siembra,

sagrada recolección,

sagrado el sabor de los frutos maduros colmando de gratitud nuestros vastos

espíritus cereales

 

La vida quieta,

la vida detenida bajo el pulso humano de lo cierto: no me interesa

 

woooooooooosh wooooooooooosh woooooooooosh

                                          woooooosh                 wooooooosh

 

En la lenta descomposición de los cuerpos bajo el sol

ahí está la vida

 

woooooooooosh wooooooooosh       woooooosh

              woooooooooooosh     woooosh

 

En los órganos derramándose como ligeros fractales de carbono

 

wooooooooooooooooooooosh

 

El agua helada de los lagos invernales relaja la maquinaria elástica de

        mis músculos – nunca tuve sensación tan nítida –

las mismas plantas que cuidamos y alimentamos aligeran nuestros dolores

pacientemente,

otras nos ofrecen sus visiones sanadoras -hongos alucinógenos peyote ayahuasca-

todo esto nos fue regalado ¿acaso necesitáis más? ¿sois así de egoístas?

 

Wooooooooooooooosh woooooooosh woooooooooooooooooosh

 

Las cualidades transitorias de mi forma accidental –

configuración coporal sentido emociones impulsos consciencia-

las reparto sin miedo a todo lo vital,

al ojo ingrávido de la luz,

al fuego purificador de la sustancia

 

Tan solo una cosa:

concederme el honor de morir por nuestro suelo,

dejadme transpirar la vida ¡dios! Como si la hubiera robado

desplegándome desde las diminutas estancias de la sal

hasta la honestidad tristísima de las montañas

 

Wooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooosh

 

la herida del animal no cierra si no se conoce primero su extensión:

así, también, nuestra existencia en el mundo

 

Ya viene la muerte con toda la fiebre de la creación

anidando empapada de sangre quieta en su cuerno victorioso

 

Todos los días despierto con la entraña certeza de

experimentar la realidad desde lo lejos –

comportamiento azul sucesivo en un vuelo sin objeto-

pero rechazaré todo trabajo que no registre mis pisadas

Me alejaré del camino de los hombres

y el mío propio no será si no a la alquimia,

el mío será por el juego y el goce:

mi única meta es el éxtasis perdurable

 

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuu! Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

 

Jamás dejará de crecer el trigo tierno,

jamás nuestro hogar tendrá un nombre que no sea táctil,

jamás nos detendremos buscando otras alturas más puras a través

de la geometría                       imperceptible meteórica enloquecida

                    santa iluminada silenciosa

                                                                       atómica brillante

    de lo vivo

 

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

 

Juan Ángel Asensio (1994) Madrid, España. Graduado en Literatura General y Comparada, y actual estudiante del Máster en Crítica y Comuniación Cultural. Autor de ”locos//santos//salvajes” (ed, Chiado 2017), miembro del Colectivo Vitalismo . Mis poemas, también, han aparecido en revistas como Oculta Lit, Playground, Digopalabratxt, etc…

 

Comenta
Ir a El Cielo