Literatura y Música.

Poesía: Ángelo Nestore

en /Poesía
[Illustración Joanna Ławniczak]

Ave y Eva

Me resisto a la idea de ser
aquel niño que vivió en mi boca: recuerdo caer al suelo,
hacerme mil pedazos.
La habitación, limpia solo para mí;
la habitación
y este trozo de carne,
estirpe nómada ante el espejo.
Me miro en el cristal
y hay un animal huyendo del fuego,
una jauría con principio de hombre
o un desastre con nombre de niño.
Por eso busqué en el incendio la excusa y en el aire el pretexto,
por eso me arranco la barba
con la mano que antes me besabas.
No hubo salvación para este pájaro,
juro que hice lo posible para domesticar la espera.
Ahora dejo que la tierra tape los huecos de la piel.
Digo casi no soy
mientras celebro los dos bultos de mi pecho.
Escribo la palabra ave, leo la palabra Eva.

Bajo este cielo ya no hay lengua que me nombre.

 

E io chi sono?

Por la mañana abandono mi sexo.
Al atardecer vuelvo
cuando me desnudo para entrar en la ducha.

Mi madre siempre dice que tengo los hombros de mi padre.
Con el vaho en el espejo el contorno es más ancho, más
generoso.
Dibujo una línea recta con los dedos, con la mano la deshago.

En los ojos guardo la tristeza de las muñecas
que jugaron a ser hijas
y que mis padres acabaron regalando.
El agua fría me trae a mi cuerpo,
escondo el pene entre las piernas.

Mamá, ¿a quién me parezco?

 

De cuando me equivoqué de bar

Yo soy de esa clase de amigos
que siempre pide otra ronda en los bares.
No tengo hijos,
soy el hijo único de una dinastía de bastardos
que se llena el estómago y se autodestruye.

Mis amigos, sin embargo, son padres,
de esos que buscan una excusa para volver tarde a casa,
siempre me invitan a otra,
nunca quieren que me vaya.

Ellos me miran y cien veces
me cuentan cien veces lo difícil que es
la suerte que yo.
Ellos no ven las hormigas que trepan por mi pierna,
no las ven.
Beben tiempo con su boca de padres,
tragan tiempo con su saliva de padres
y yo me vuelvo cada vez más pequeño
y sus hijos cada vez más grandes.
Y con cuarenta, con cincuenta,
volveré al mismo bar de la esquina
y entonces los que hoy son niños se preguntarán por qué
tantas hormigas en mi boca,
por qué el amigo de sus padres se sigue creyendo joven.
Con cincuenta, con sesenta,
quién me llevará a casa,
quién guardará mis huesos bajo las sábanas.
Con sesenta, quizás, con setenta
quién contestará a mis preguntas,
quién me dirá lo difícil que es,
la suerte que yo
cuando un día me confunda y pida otra ronda
frente a la sola luz de mi nevera.

 

Ángelo Néstore (1986) Lecce, Italia. Nacido en Italia y malagueño de adopción. Llegó por primera vez a España con veintiún años para aprender castellano y decidió finalizar aquí sus estudios. Es poeta, actor y profesor en el perfil de inglés del Departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Málaga. Ha defendido una tesis doctoral sobre Traducción del Cómic y Teoría Queer. Actualmente  dirige el Festival Internacional de Poesía de Málaga “Irreconciliables” (que cuenta con el patrocinio del Ministerio de Cultura, del Centro Andaluz de las Letras y del Ayuntamiento de Málaga, entre otros) con Violeta Niebla y la editorial de poesía feminista La Señora Dalloway. En 2017 publica su primer libro de poemas escrito en 2015, “Adán o nada” (Bandaàparte Editores). En el mismo año, obtiene el XXXII Premio de Poesía Hiperión con “Actos impuros” (Ediciones Hiperión). Con dieciocho años se alzó con el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Concurso Nacional de Teatro Vittorio Gassman de Roma. A su labor de poeta, hay que sumar su obra traducida, como la poesía de María Eloy-García o las novelas gráficas de, entre otros, Isabel Franc, Andreu Martín y Enrique Sánchez Abulí. Entre sus últimas ponencias, se encuentra la conferencia Trabajar el arte trans-disciplinar que dio en el Museo Carmen Thyssen de Málaga. Recientemente, su obra ha sido reseñada en varios medios nacionales, como los periódicos El País y ABC y ha concedido numerosas entrevistas en programas de Radio Nacional Española, como La estación azul, Hoy empieza todo, Todos somos sospechosos o Red en verso. Actualmente está escribiendo su primer monólogo teatral para el Festival de Teatro de Málaga, organizado por el Teatro Cervantes.
Comenta
Ir a El Cielo