Micro-relato | Los Avisos de la Muerte

en Cuentos

Un joven se encontró con la Muerte y, caminando juntos se hicieron muy amigos. Y en nombre de esa amistad el joven le pidió un favor a la Muerte: que, para poder disfrutar la vida con mayor tranquilidad, le avisase con tiempo de que su hora final se aproximaba. La Muerte prometió que así lo haría.

Pasaron los años. El joven se hizo viejo sin que la Muerte se presentara a anunciar su final. Pero un día la Muerte se apareció de pronto diciendo que venía por él. El hombre, muy asustado, protestó porque eso no era lo que habían acordado. La Muerte le había prometido que le avisaría con tiempo y no le parecía bien que viniera a llevárselo sin previo aviso.

– ¿Se te puso el pelo blanco? -preguntó la Muerte.

-Si se me puso el pelo blanco, si-respondió el viejo.

– ¿Se te cayeron los dientes?

-Si se me cayeron, sí.

– ¿Se te cansaron las piernas?

-Si se me cansaron, sí.

– ¿Se te fueron las fuerzas?

Si las perdí, sí.

– ¿Y te parecen pocos los avisos? -dijo la Muerte en la hora de su final.

 

Kendrick Artavia (1998) nació y creció en Puriscal. De momento no estudia (no nos sorprende). Actualmente trabaja para costearse los estudios en periodismo (sí nos sorprende). Se desarrolla dentro de la fotografía y la escritura. Sus trabajos no han salido de su círculo personal de conocidos en redes sociales. Agradece a profesores y amigos el impulso dado para continuar haciéndolo.
Comenta