Manifiesto Antagónico.


antagonismo

Del gr. ἀνταγωνισμός antagōnismós.

1. m. Contrariedad, rivalidad, oposición sustancial o habitual, especialmente pero no limitándose, a doctrinas y opiniones.

Solo hay una oportunidad para hacer las cosas. Buenas o malas. Correctas o incorrectas. Sensatas o estúpidas. Sólo una oportunidad para hacer lo que se podría hacer. Lo que da el tiempo y el cuerpo.

No buscamos nada. No queremos nada. Sabemos muy bien por lo que vamos (o venimos). Nadie nos debe nada y no le debemos nada a nadie.

Callamos mientras nuestros dedos se mueven y escriben lo que podemos decir. Se escribe porque se necesita. Se escribe porque se respira. No buscamos aprobación o desaprobación. No escribimos para caer bien o mal.

Esto es un espacio de todos y de nadie a la vez. Nos patrocinan las ganas de hacer y esperamos (o esperamos deseperadamente o (des)esperamos) contagiar a los demás con el mismo espíritu. (Des)Esperamos la producción artística en personas menores a los treinta años (que resulta ser un acto antagónico en una época como la que vivimos). (Des)Esperamos que las personas jóvenes se nos unan, aporten, discutan, aconsejen; que se incorporen.

Creemos en la unión, en compartir, en la cerveza y en el amor.

Somos antagónicos porque no seguimos las reglas. En tiempos de guerra como estos, ser antagónico es querer la paz. En tiempos de odio como estos, ser antagónico es amar. En tiempos de este hedonismo egoísta, ser antagónico es ponerse a escribir.